La prensa amordazada.

Hace más de una semana (el 31/10/2017) un diario de provincias, “La Tribuna de Cartagena”, publicaba esta sorprendente noticia: “Acusación de asesinato de Emilio Botín. Según el querellante, Emilio Botín fue asesinado en su despacho del Banco de Santander” (aquí). El resto de la prensa no publicó nada.

En la noticia se leía que el Juzgado Central de Instrucción nº 1 de Madrid tramita una querella en la que se acusa a “la actual presidenta del Banco de Santander Ana Patricia Botín y a su madre, la viuda del banquero Paloma O´Shea, encubridoras y, posiblemente inductoras, del asesinato de Emilio Botín, llevado a cabo por el narco Jesús Samper Gaviria y los responsables de seguridad del Banco Carlos Martínez, Carlos Rubio y José Manuel García Entrena. La relación entre Emilio Botín y María Sánchez del Corral, directora de Márketing Corporativo y Marca del Banco de Santander, era absolutamente pública y no se trataba de ninguno de los devaneos amorosos anteriores que se le habían atribuido al principal banquero del país. De hecho, sus planes de boda eran públicos y nuestros compañeros del periódico digital Vozpópuli ya publicaba, el 31 de octubre de 2.014, los planes de boda de Emilio Botín y María Sánchez del Corral para las próximas navidades.”

El hecho de que, independientemente de la mayor o menor veracidad de la noticia, semejante información no haya aparecido en ningún otro medio español (ni hablado, ni escrito, ni audivisual) salvo en “La Tribuna de Cartagena” proporciona una imagen de la “información” que se ofrece a los ciudadanos de este país, que se parece bastante a la manipulación informativa novelada por J. Orwell en “1984”: ese dato no existe, de hecho… nunca ha existido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.